A mano armada
Enrique Oroz
Del 11 de mayo al 29 de julio de 2012

La pintura de Enrique Oroz me causa un choque muy fuerte a nivel emocional como intelectual: muestra la peor cara del ser humano y el arte desde siempre y sin proponérselo ha cumplido entre otras esta función, los buenos pensamientos están en la hojita parroquial. Su obra es una metáforade la aniquiladora realidad que vivimos.
Me deja casi sin palabras.

Considero que Enrique es un pintor iconoclasta en mas de un sentido: no solo por lo que hace con las imágenes sagradas provenientes de cultos religiosos (como el prehispánico y el cristiano), sino con ciertos ídolos de la cultura de consumo, incluido el arte mismo.

Algunas de sus líneas temáticas son los antirretratos, los mestizos, los iluminados personajes del rock y la literatura, del arte y la política, además de sus visiones alucinadas y sus personajes.

Mas de algún espectador juzgará la obra de Oroz como misógina y provocadora, puede que si lo sea pero lo que es un hecho, es que la obra se defiende sola.
Martha Pacheco