La salud y sus metáforas

Curador: Alan Sierra

Ramiro Ávila, Ismaïl Bahri, José Bedia, Santiago Borja, Pedro Caetano, Isa Carrillo, Sebastian Gräfe,Diego Gutiérrez, Ariel Guzik,  N. Samara Guzmán Fernández, Jerónimo Hagerman, Anna Halprin, Pierre Huyghe,  Alexa Karolinski / Ingo Niermann, Andrea Mármol, Shana Moulton, Tania Pérez Córdova, Daniel Steegmann Mangrané, Jennifer Teets / Lorenzo Cirrincione y Franz Erhard Walther

Del 1 de septiembre de 2017 al 11 de febrero de 2018

“Un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” es la definición de salud de la OMS desde 1948. Aún cuando este concepto no ha perdido vigencia, su aplicación está lejos de ser general.

A pesar de los grandes avances de las ciencias de la salud, la forma en la han sido instrumentados en las sociedades desarrolladas termina en un callejón sin salida: el sujeto puede ser desentendido de su mal por una incapacidad declarada para la automejora, las medidas tomadas son asistenciales y en el peor de los casos el paciente no alcanza el conocimiento completo de su cura.

La mente médica observa un cuerpo, interpreta sus signos y elabora un diagnóstico verificable. ¿Pero qué pasa con el paciente auscultado? ¿En qué medida la experiencia subjetiva del cuerpo sostiene el buen desempeño de un tratamiento?

En la terapéutica cotidiana prevalecen creencias, remedios y atenciones para el cuerpo que no son necesariamente comprobables pero ofrecen consuelo. En el cuidado, la medicina tradicional, las terapias experimentales, e incluso en la magia simpática, se encuentra un gran potencial para estrechar la distancia establecida entre la práctica clínica y la capacidad universal para sentir alivio.

La salud y sus metáforas es una exhibición que pretende revisar algunas prácticas artísticas que abordan el entendimiento y cuidado del cuerpo humano, así como la curación de padecimientos reales o imaginarios desde una perspectiva distinta a la de la medicina alópata.

Si bien esta muestra plantea una postura crítica al dominio de la medicina basada en evidencias y al debilitamiento de la agencia de las personas con relación a la salud en su vida pública y privada, también presenta una serie de obras que invitan al bienestar físico, mental y espiritual del visitante.

Alan Sierra