Un arte sin tutela: Salón Independiente en México 1968-1971 es la primera reconstrucción de las exposiciones que organizó el Salón Independiente (SI) de 1968 a 1971, uno de los principales momentos de quiebre entre los artistas avanzados y el aparato cultural mexicano. De hecho, al estudiar la génesis del SI ésta también es la primera revisión del clima de la producción artística  del año donde coinciden en México los Juegos de la XIX Olimpiada, el movimiento estudiantil y la violencia del Estado.

Precisamente por emerger de un momento de crisis, el SI agrupó un conjunto de posiciones estéticas y políticas heterogéneas. Si bien la primera causa del Salón fue la defensa de la más estricta libertad creativa individual, progresivamente la agrupación articuló posiciones colaborativas, el juego con materiales inusuales, y la producción de ambientaciones y obras efímeras, especialmente en el Tercer Salón de 1970 donde la falta de recursos invitó a los artistas a trabajar con cartón y papel periódico.  El SI fue también el escenario del choque generacional entre la práctica individual de taller y la ambición de producir un arte colectivo y politizado de la década de los años 70.

Volver los ojos a reconstruir en detalle las actividades del SI no sólo completa un capítulo pendiente de la historia del arte, sino que permite pensar la potencia y diversas encarnaciones que puede tomar la noción de autonomía.